“O Marisquiño es un evento que la ciudadanía de Vigo considera como suyo”

La sección EVENTOS DEPORTIVOS recala dentro de su número 23 en Galicia para adentrarse en un acontecimiento que trasciende el ámbito deportivo. Desde 2001, O Marisquiño ha ido creciendo hasta convertirse en toda una referencia a nivel europeo en la cultura urbana y los deportes extremos. Vigo se vuelca cada mes de agosto en un festival que, además de competiciones del máximo nivel internacional -incluye tres Copas del Mundo de diferentes especialidades-, integra música, break dance, exhibiciones de graffiti… GESTORES DEL DEPORTE habla con su director, Joako Ezpeleta, de lo que supone O Marisquiño para una ciudad como Vigo, sin pasar por alto las dificultades que han amenazado muy seriamente su continuidad.



En 2020 O Marisquiño cumplirá su 20ª edición. Todo un ejercicio de supervivencia, ¿no es así?
Así es, 20 años es una cifra importante y queremos celebrarlo con el público que es el que nos ha apoyado todo este tiempo. Sin ellos esto sería imposible. Han sido 20 años de crecimiento sostenido pero ahora ya estamos ahí.

Es el director desde hace menos de un año, pero ¿desde cuándo forma parte de la organización?
Llevo 8 años en el festival como coordinador y mano derecha de Carlos Domínguez 'Pity', el anterior director.


Joako Ezpeleta, micro en mano, en la presentación de O Marisquiño

¿Resultó difícil al principio, hace 20 años, vender a instituciones privadas ese concepto de festival de culturas urbanas y deportes extremos?
Yo no estaba entonces, pero el crecimiento del festival ha sido sobre todo sostenible, poco a poco, de forma racional y ordenada. El gran salto se produce cuando se traslada a las Avenidas y ahí empieza su expansión internacional… En cualquier caso, el interés de las marcas por los deportes urbanos ha ido también creciendo en los últimos 10 años gracias, entre otros, al trabajo de empresas como Red Bull.

Se trata de un evento muy arraigado ya en Vigo
O Marisquiño es un evento de ciudad, identificado con los ciudadanos que lo consideran como suyo. Así se demostró el año pasado cuando pedimos un apoyo especial y resultó ser incondicional… Esto es quizás lo más difícil de lograr, pero O Marisquiño lo ha conseguido.



¿Quién les iba a decir que un simple campeonato de skate de barrio iba a adquirir estas dimensiones?
Los deportes urbanos han ido creciendo en la última década de forma extraordinaria. El interés de la gente joven y de los chavales es hoy en día imparable y así como crecen las grandes ciudades, crece el interés por esta cultura. Es algo consustancial al siglo XXI.



El reunir en un mismo evento tres Copas del Mundo de tres disciplinas como Skate, Dirt Jump y Basket 3x3 es algo insólito. ¿Cómo han llegado a conseguirlo?
Poco a poco. Por ejemplo la WCS tardó unos 6 años en adjudicar sede en OM. Se ha de trabajar, demostrar que los niveles de producción, de calidad, de seguridad y de profesionalidad son altos. Pasas pruebas, visitas, etc. y así consigues llamar la atención de las federaciones internacionales que buscan aliados fieles y seguros. O Marisquiño ha conseguido fidelizar estas pruebas y la respuesta más evidente es la participación de los mejores atletas del mundo.

El artífice de todo esto es el antes citado Carlos Domínguez ‘Pity’, creador y director del evento hasta principios de este año, cuando le cedió el relevo. ¿Coger este desafío ha sido más fácil tras la labor realizada por él durante estos años? ¿Cómo le definiría?
Si no hubiese trabajado a su lado tanto tiempo, no hubiese sido capaz de aceptar este reto. Pity es un autodidacta y se guía por el corazón; yo soy un gestor profesional y me guío por la cabeza. Esta combinación es buena y por eso ha funcionado. De él he aprendido todo lo que sé en cuanto a los deportes de acción; yo ya venía de organizar festivales como Benicassim y al final, la metodología es la misma.



Sin embargo, este traspaso de poderes se ha materializado en un momento crítico para el certamen, cuya continuidad corrió peligro. ¿Nos puede relatar las circunstancias que amenazaron la celebración en 2019 de O Marisquiño?
La única presión fue política y para saber manejarse en ese terreno hay que ser de otro mundo. Pity ni pudo ni quiso aguantar y por eso se echó a un lado. Ninguna institución se hizo responsable del accidente y se quiso echar la culpa al Festival y en concreto a la gestión de Pity. No lo consiguieron y hoy el evento está más fuerte que nunca.

¿El accidente producido en 2018 durante el concierto de Rels B influyó en las dudas sobre su celebración?
Fue la única causa de las dudas en la continuidad. Las pérdidas económicas fueron serias, las de prestigio y credibilidad, también, fue un momento muy duro.



Si antes ya extremaron las medidas de seguridad, tras lo sucedido, ¿se le ha dado  vuelta de tuerca aún mayor en este 2019?
La seguridad siempre ha sido una obsesión para O Marisquiño y efectivamente quisimos extremarlas todavía más triplicando la inversión en herramientas y medidas de seguridad para garantizarla en todo lo que estaba en nuestra mano.



¿Los nubarrones que se cernieron sobre la pasada edición se han despejado ya totalmente de cara a la próxima?
No, en absoluto. Estamos en una zona sensible pendiente de ser reconstruida; y, además,  vuelve a haber elecciones. Es la peor de las situaciones.

Que el Skateboard y el Basket 3x3 vayan a ser olímpicos ya en Tokio y que el Breakdance esté preseleccionado para serlo en 2024 en París, ¿qué les dice? ¿Es un orgullo para ustedes?
Es la constatación de que los deportes de acción tienen un interés creciente en la sociedad, que cada vez se practican más y que O Marisquiño ha hecho desde hace años una apuesta clara y decidida por ellos. Ahora se ve reconocido por el COI y es una buena noticia para todos.



¿De qué manera pueden afectar los Juegos de Tokio en la participación internacional en O Marisquiño 2020 en lo que respecta a las disciplinas olímpicas?
No mucho; son pocos los que accederán finalmente a participar en los Juegos y no coincidiremos en fechas. Más bien los Juegos darán al Festival mayor repercusión y visibilidad porque será un año, el 2020, en el que se hable del Skate más que nunca y OM es puro Skate.



¿Tienen alguna novedad preparada para la edición de 2020?
Es muy pronto para hablar de novedades; estamos todavía cerrando la anterior edición.