La Fundación España Activa, la Asociación del Deporte Español y el CSD presentan un estudio sobre el impacto económico del coronavirus en el ecosistema deportivo

La Fundación España Activa ha trabajado en colaboración con la Asociación del Deporte Español (ADESP) y el Consejo Superior de Deportes (CSD) en la elaboración del informe ‘Estudio del Impacto de la COVID-19 sobre el Ecosistema del Deporte Español’. Esta investigación ha extraído como principal conclusión que el deporte español tendrá unas pérdidas de algo más de 4.600 millones de euros y de cerca de un tercio del empleo debido a la pandemia provocada por el Covid-19. Además, entre sus resultados destaca que un 86,6 por ciento de los encuestados tiene una percepción ‘negativa’ o ‘muy negativa’ de las consecuencias que el coronavirus está teniendo en el deporte y prevé un incremento de los gastos por inactividad física de 2.311 millones.


De izquierda a derecha, Lissavetzky, Lozano e Hidalgo

Al acto de presentación acudieron el presidente de la Fundación España Activa, Jaime Lissavetzky; José Hidalgo, presidente de ADESP y la secretaria de Estado para el Deporte, Irene Lozano. Lozano afirmó durante el evento “que el deporte sale más unido de esta primera parte de la crisis y este informe es la linterna en esta situación de oscuridad".

El trabajo de investigación para la elaboración del documento fue llevado a cabo por Alfonso Jiménez, Director del Observatorio de Vida Activa y Saludable de la Fundación; Alfonso Arroyo, miembro del Comité Ejecutivo de la Fundación; y Raúl Chapado, presidente de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) y miembro de la Junta Directiva de ADESP.
Este estudio se incluye dentro del marco de colaboración firmado el pasado mes de enero entre la Fundación y ADESP, cuyo principal objetivo es fomentar la práctica deportiva y luchar contra el sedentarismo. Ambas organizaciones trabajan codo con codo en esta labor y mantienen un diálogo fluido con otras entidades como el CSD para impulsar las políticas necesarias para la mejora el sector y la difusión a la sociedad hábitos de estilo de vida saludables.

El presidente de la Fundación España Activa, Jaime Lissavetzky, destacó la importancia que tienen para la organización las sinergias con distintas instituciones con el objetivo de promocionar estilos de vida activos que redundan en el beneficio de todos los miembros de la sociedad, mejorando la salud y calidad de vida de los ciudadanos. Respecto al informe, señaló la necesidad de financiación del sector deportivo por parte de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos para poder superar esta situación, así como la importancia de acciones específicas como una disminución del IVA en el deporte y de la desgravación a las federaciones.

Por otro lado, José Hidalgo, presidente de ADESP, subrayó la trascendencia de las alianzas entre este tipo de entidades para trabajar de forma conjunta y que la voz del deporte se escuche cada vez más alto. “No debemos olvidar que actividad física tiene una implicación positiva desde el punto de vista social, económico, y por supuesto también en la salud de las personas”, indicó.

Las dos organizaciones consideran que la consecución de fines relacionados con la difusión y promoción de las bondades y beneficios que la actividad física y el deporte tiene para la sociedad requiere de la participación y colaboración de entidades públicas y privadas. Por ello, a través del convenio cooperación, se han comprometido a organizar conjuntamente actos, eventos, actividades y/o campañas con el objetivo de trasladar a la sociedad hábitos de estilo de vida saludable.

En el siguiente enlace se puede acceder al Informe del estudio de impacto