Fernando París participa en la primera "afari-tertulia" post-Covid de KAIT

El pasado jueves 12 de mayo, KAIT celebró en la Sociedad Ozio Bide de Deba (Gipuzkoa) una 'afari-tertulia' (cena y posterior mesa redonda) muy especial. Por una parte, porque era la primera de la época post-covid y los socios y socias de la Asociación Vasca de Gestores del Deporte esperaban con ilusión poder reunirse sin restricciónes en un evento que acostumbra a maridar perfectamente gastronomia y conocimiento. Y por otro lado, también especial por la estructura que la junta directiva tenia prevista, para la tertulia, en la que el ponente respondia a varias preguntas en relación a cuatro bloques temáticos.

La recepción de las personas asistentes a la afari-tertulia se realizó de  18:30 a 19:00 y a continuación Iñaki Ugarteburu, presidente de KAIT, presentó al ponente invitado: Fernando París, presidente de FAGDE.

Seguidamente, Clemen Sevilla, directiva de KAIT y FAGDE, mencionó los bloques de interés a tratar e invitó a los asistentes a participar en cualquier momento.


BLOQUES TEMATICOS

1) Los nuevos desafíos de la gestión del deporte en la época post-Covid.
2) La colaboración publico-privada en el deporte.
3) El deporte, actividad esencial.
4) FAGDE

La extensa experiencia del ponente y la preguntas de los asistentes hicieron que los temas previstos se concatenaran de forma natural, y si bien, no existen respuestas explicitas a las preguntas que se le hicieron, estas son algunas de las ideas principales de lo expuesto por Fernando París:

El deporte, correctamente realizado, proporciona múltiples beneficios a sus practicantes, en el ámbito de la salud física, mental… y a la sociedad: impacto económico, estructuración y esto sin duda es importante. Pero no debemos de olvidar que el deporte, en si mismo, ya tiene valor: el deporte es disfrute, satisfacción, experiencia motriz, juego  y no es necesario buscar otras razones -aunque las hay, y muchas- para practicar deporte.

La pandemia por Covid ha generado importantes pérdidas económicas en las empresas deportivas, y el aumento del coste de la energia y agua, hace dificil emerger de la situación. Además, considera que la inversión prioritaria de la Administración estará encaminada hacia la Sanidad y la Educación, por tanto -fuera de esas dos áreas- el ámbito deportivo, no tendrá la ayuda necesaria ni deseada. Por ello, es necesario e imprescindible replantear la co-financiación de los servicios deportivos (cuotas, colaboración público-privada...).

• Además de recuperar el número de personas usuarias de los servicios deportivos, debemos de ser proactivos para atender y satisfacer las nuevas tendencias de práctica deportiva surgidas tras la pandemia, más enfocadas a la práctica al aire libre, en la naturaleza y con time-table flexible. Además, la inversión de la pirámide poblacional nos tiene que llevar a repensar el ecosistema deportivo actual. En algunos aspectos, el deporte -en el sentido que le da la Carta europea- va a salir reforzado de la pandemia.

• Todo ello, utilizando la inversión en tecnología de manera muy prudente y entendiéndola como aliada al servicio de la gestión, pero nunca como sustitutivo de la experiencia motriz que genera la práctica deportiva. No apoya los mal llamados eSports (juegos electrónicos, con un componente adictivo y, en ocasiones, de incitación a la violencia) ni la actividad física telemática -aunque esta última pueda ser complementaria-.

La colaboración público-privada: se erige como imprescindible y necesaria al objeto de satisfacer las demandas y expectativas del sector deportivo y la ciudadania en general. Sin embargo, es crítico con algunas licitaciones que la administración está llevando a cabo, tanto por la duración de los mismos (demasiado largos en algunos casos) como por delegar en la empresa privada lo que por ámbito de compentencia le corresponda a la administración. Uno de los puntos que normalmente no se cumple en los contratos es el seguimiento y el control que debe realizar la administración.

• También se habló sobre la falta de titulación deportiva exigida en algunas contrataciones que la administracion pública está realizando para puestos relacionados con nuestro sector, e incluso una persona asistente sugirió a KAIT implicarse en este tema junto al COPLEF.

• El Congreso de los Diputados declaró durante la pandemia y el proyecto de Ley de Deporte lo incorpora, el deporte como “servicio o actividad esencial” pero... eso debería estar reflejado en la Politica Deportiva Gubernamental y Municipal y no es así. Los responsables políticos llegan sin ideario, sin objetivos claros ni “hoja de ruta”.  Fernando París afirma que, en su opinión, existe un déficit importante en este aspecto.

• Algunos asistentes comentan que, ante la evidencia de lo anteriormente mencionado, son los técnicos municipales los que (estratégicamente) se encargan de incluir en la agenda politica programas/proyectos que consideran de interés y es así como van generando un itinerario con cierta coherencia.

FAGDE hizo alegaciones al anteproyecto de Ley del Deporte y también al proceso de ordenación de profesiones del deporte pero las primeras no se estimaron -con alguna excepción-.



Tras la tertulia, se dió paso a la cena preparada por el miembro de KAIT Julián Gómez, que, como siempre, cumplió con nota.