La necesidad de hacer política

Han sido muchos los factores que influyeron en el desarrollo del deporte en España en la década de los 80, especialmente en su vertiente de práctica deportiva social y ciudadana. Sin duda, uno de los elementos decisivos fue la incorporación de Licenciados en Educación Física recién salidos del INEF de Madrid y Barcelona, en gran parte, que vivieron la “transición política” y participaron de forma activa desde su militancia de partido, para más tarde asumir responsabilidades técnicas y políticas en materia deportiva en ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Su trabajo y decisiones fueron una de las causas que contribuyeron definitivamente a la transformación profunda del deporte en España.

Posteriormente, muchos fueron regresando a sus puestos de trabajo, creando un vacío que vinieron a ocupar políticos “profesionales” que desconocían el “hecho deportivo”, y que sin el equipo técnico necesario no adoptaron decisiones acertadas. Llevamos años viendo como el sistema deportivo se encuentra sin rumbo, con un desequilibrio en favor del deporte profesional y de espectáculo. Y nada tenemos contra esta manifestación del deporte, pero nos preocupa que la promoción del deporte social y ciudadano se encuentre estancada, en cuanto al incremento de su práctica y que el tejido asociativo (federaciones, clubes y demás entidades deportivas) no reciba el apoyo y respaldo adecuados.

Es urgente volver a la política, los que estuvimos y sobre todo, los jóvenes graduados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, con el fin de participar en la vida pública al servicio del deporte en todas sus manifestaciones, sin olvidar dos criterios importantes. Uno, la necesidad de favorecer el desarrollo de una sociedad civil organizada que permita una alianza con las administraciones deportivas. Y otro criterio, que la prioridad debe ser impulsar la universalización de la práctica deportiva social y ciudadana, objetivo que no se puede realizar mientras que la asignatura de Educación Física no tenga una carga horaria suficiente. No se puede esperar más, es preciso iniciar y recorrer este camino para hacer POLÍTICA DEPORTIVA con mayúsculas.