Los grados de evolución deportiva del Instituto Internacional de Excelencia y Certificaciones Deportivas

¿Cómo certificar mi grado de evolución deportiva en un deporte?
Intentando responder a esta pregunta nacieron estos Grados, en algunos deportes desde hace años que se puede conseguir algo similar a una certificación, como los cinturones en judo o en karate o los galopes en hípica entre otros,  pero nos preguntábamos ¿Habría forma de homogeneizar esos logros? o ¿Qué se podría hacer  en los deportes en los que no existiera nada de esto? El IINS pretende ofrecer  respuestas con sus grados.

¿Qué son los Grados de evolución Deportiva y para qué sirven?
Es  la primera certificación deportiva global. Creada para todos los deportes, que sienta las bases de un hilo conductor entre todos los deportistas sea cual sea su disciplina y federación. Son una certificación del nivel deportivo. Certifican su nivel en base a la superación de unas pruebas técnicas, físicas y tácticas.
Sirven para recompensar su esfuerzo, garantizar la calidad de su formación, tener una prueba oficial del recorrido y nivel del deportista a la vez que sirven para certificar su experiencia y preparación de cara a un futuro profesional.
Unifican a todos los deportistas en una misma familia, compartiendo unos principios y objetivos como resultado final.

Orígenes

Desde 2014 es posible en nuestro país, y paulatínamente en otros países, certificar el grado que he alcanzado a lo largo de los años que se ha practicado algún deporte en cada vez más disciplinas deportivas.

El pistoletazo de salida del programa Grados de Evolución Deportiva se hizo de la mano del Comité Olímpico Español, que fue el escenario para presentar el primer sistema de certificación deportiva global, con un único objetivo, recompensar el esfuerzo de todos los deportistas desde el inicio hasta la élite.

Tal y como se expresó el presidente del COE  Alejandro Blanco durante la presentación "Los Grados son posibles gracias a la coordinación de un gran número de profesionales nacidos en la Familia Deportiva Española y que desde hace ya muchos años han trabajado en este proyecto ilusionante, que hoy ha dado un paso más, implantando el sistema a nivel nacional y promoviendo las actuaciones necesarias para su evaluación y coordinación a nivel internacional”.

Consideramos que es preferible ir paso a paso que avanzar demasiado rápido, para ir consolidando los avances que vamos realizando y así garantizar su crecimiento desde una base firme que garantice el éxito de su implantación.

Grados de Evolución deportiva generales y específicos:

Se realizan convenios con las federaciones que se interesan en los grados para homogeneizar entre todos los deportes la evolución deportiva desde la más temprana edad hasta el alto rendimiento, destacando:

LOS GRADOS GENERALES: CON UNA SIMBOLOGÍA COMÚN PARA TODOS LOS DEPORTES. CADA ESPECIALIDAD DEPORTIVA ESTABLECE UNOS CRITERIOS DE EVALUACIÓN, PERO TODOS ELLOS COMPARTEN LA MISMA ESCTRUCTURA.

Objetivos alcanzables: Todos los deportistas escolares, aficionados y/o federados, pueden realizar estos grados generales en colegios, clubes y escuelas adheridos al programa. El entrenamiento en base a la superación de los grados generales, encamina al deportista al desarrollo de las capacidades físicas básicas, perceptivo-motrices, habilidades técnicas y tácticas, al conocimiento de las normas, el uso de los materiales, la valoración del entorno/medio y los valores deportivos.


LOS GRADOS ESPECÍFICOS: CADA ESPECIALIDAD DEPORTIVA ESTABLECE UNOS CRITERIOS DE EVALUACIÓN, PERO TODOS ELLOS COMPARTEN LA MISMA ESCTRUCTURA. SE EXIGE MAYOR DIFICULTAD, PUES ES UN MOMENTO DECISIVO PARA LA ESPECIALIZACIÓN. MUCHOS DE LOS DEPORTISTAS CERTIFICADOS CON UN GRADO ESPECÍFICO ACUDEN A SU VEZ A TORNEOS  Y COMPETICIONES.

Los Grados Específicos exigen dificultades, ejercicios y movimientos que encaminan al deportista hacia la tecnificación deportiva. Son diferentes en cada disciplina y, a su vez, diferentes para cada aparato, medio o variante.

El ejemplo del trabajo en una federación: Surf

La Federación Española de Surf junto con las Federaciones Autonómicas adheridas y los miembros de la Comisión Nacional de Grados en Surf trabajan a diario para la implantación de este programa en búsqueda de establecer estos estándares de calidad para su deporte. Certificar el nivel de Surfing ahora es posible y con ello certificar la calidad de las escuelas y certificar a aquellos que apuestan por los servicios de calidad y la titulación de los monitores.

La Comisión Nacional de GRADOS DE EVOLUCION DEPORTIVA: ¿Qué es y cuál es su función?

Es un órgano de responsabilidad para la Federación Española y el IINS. Son perfiles técnicos EPD, Expertos Profesional Deportivos, que han sido elegidos por su experiencia y profesionalidad para formar parte en la implantación del Programa y en el diseño de las exigencias de cada grado.

Colaboran en el estudio de los procesos, habilitaciones y certificaciones de los grados. Es de composición paritaria entre perfiles federativos y de grados.

¿Qué es un Técnico Evaluador de Grados y qué ventajas tiene para un entrenador de Surf?

Es un entrenador reconocido por la federación que previa asistencia a una jornada de habilitación puede certificar los grados generales en sus clubes y escuelas y formar parte de un tribunal que examine los grados 5, 6 y específicos de su especialidad.

Lo que está por llegar: Los Grados Salud

Además de las diferentes federaciones que se van adhiriendo al plan, en 2017 el IINS realiza un convenio con Fagde con el objeto de trasladar al ámbito de la salud la certificación por grados que ya existe en 20 disciplinas.
Se formó una comisión que definió los criterios que ha de cumplir la persona para acreditarse en cada grado y que estos puedan ser certificados de forma sencilla en las instalaciones deportivas tomando como referencia fundamental los valores de práctica marcados por la OMS (Recomendaciones mundiales sobre actividad física para la salud) centrándose en el grupo de edad entre los 18 a 64 años.

Se han establecido 6 grados generales, para ir consiguiéndolos progresivamente,  se necesita realizar una actividad física semanal con una frecuencia mínima que comienza con150 minutos semanales, abarcando desde actividad continua hasta programas de fortalecimiento muscular, llegando a exigir en los grados más altos la participación en actividades externas al centro deportivo como pueden ser las pruebas populares.

Las instalaciones que deseen participar se tendrán que certificar y pasar un control en el que se medirán diferentes parámetros como el número de metros cuadrados o la titulación deportiva de sus trabajadores, para garantizar el servicio y ajustarse a las reglamentaciones que desarrollan las distintas  leyes de regulación de las profesiones del deporte.

Queremos terminar constatando que muchos deportistas continúan más tiempo en activo por el reto que supone superar la totalidad de los grados, otra motivación más para continuar haciendo deporte. En definitiva, disponemos de una herramienta más para luchar contra el abandono temprano del deporte, y consideramos que iniciativas como esta ayudan también a disminuir el preocupante  problema del sedentarismo.